I. Introducción
1996 fue un año de grandes cambios en el mundillo de los videojuegos. Dos títulos irrumpieron con enorme fuerza, y asentaron la llegada de las tres dimensiones a sistemas como Nintendo 64 y PlayStation. Estamos hablando, claro está, de Super Mario 64, título que redefinió y evolucionó como nunca hasta la fecha el género de los plataformas, así como Tomb Raider, auténtico adalid y piedra filosofal, nunca mejor dicho, de las aventuras en 3D, que llegaría a PC, PlayStation y Sega Saturn, en un primer momento, y años después a N-Gage, la consola-móvil de Nokia.

Ciertamente inspirado en el personaje de Indiana Jones, incluso los desarrolladores han explicado que a la hora de dar forma al protagonista principal pensaron inicialmente en un hombre, pero los indudables parecidos, e incluso posibles demandas por plagio, provocaron que finalmente la protagonista fuera una chica: Laura Cruise, cuyo nombre final fue modificado debido a dos argumentos principales. Cruise no sonaba a británico, por lo que sería reemplazado por Croft, y la pronunciación americana haría que Laura sonara como Lara. Como iremos mencionando a lo largo de la descripción de cada juego, las inspiraciones cinematográficas en ciertas escenas o ubicaciones del juego, han sido una constante en la serie.

Con unas cifras de ventas espeluznantes, que sobrepasan los 30 millones de unidades, las diferentes entregas de Tomb Raider, y principalmente su protagonista Lara Croft, se han convertido en auténticos iconos de una nueva generación jugable que se extendió entre usuarios anteriormente fuera del mundillo de los videojuegos, junto a franquicias de nuevo cuño como Resident Evil, el incremento de éxito en occidente de sagas establecidas como Final Fantasy o Metal Gear Solid, o la expansión de los títulos deportivos y de conducción.

Durante el presente reportaje, pretendemos repasar la trayectoria de la franquicia, con sus entregas para domésticas, portátiles, móviles, las diferentes películas, las modelos que han encarnado al personaje, un repaso a los personajes, los escenarios, artilugios relacionados con esta arqueóloga. Además trataremos de homenajear en cierta forma a Toby Gard, responsable del primer título, quien no estaría relacionado con el resto de la saga hasta su vuelta a Eidos y su papel de consejero en Tomb Raider: Legend, hasta la fecha última entrega de la franquicia.

El futuro de Lara Croft, y por ende, de Tomb Raider, parece estar más que asegurado tras el éxito alcanzado con Tomb Raider: Legend, primera versión que no salía de la factoría de Core Design, un remake del primer título para conmemorar su onomástica, y el que parece más que seguro salto a la nueva generación, pese a que el propio Legend ya apareciera tímidamente para Xbox 360, así como el posible tercer largometraje protagonizado por Angelina Jolie. Todo esto demuestra que tras el desgaste sufrido en 32 bits, y la desastrosa primera aparición en PlayStation 2, Eidos Interactive ha conseguido rehacerse y demostrar que esta adalid del cada vez más insistente protagonismo de las féminas en el cine, los videojuegos e incluso las artes, todavía está en plena juventud.

Comenzaremos este reportaje repasando la biografía de Lara Croft, que ha sido modificada intensivamente con la salida de Tomb Raider: Legend, probablemente para añadir coherencia y continuidad a los hechos que se relatan en el mencionado título de Crystal Dynamics, así como en el primer largometraje.

II. El personaje de Lara Croft
Lara Croft pertenece a una familia noble del Reino Unido, concretamente, y tras el fallecimiento de su padre, es la undécima condesa de Abbingdon. En 1547, el rey Eduardo VI otorgó los títulos nobiliarios y propiedades que han permitido vivir desahogados a los Croft, con varias mansiones de imponente aspecto, dos de las cuales son mantenidas por el propio Estado, mientras que la tercera es la residencia de Lady Croft, lugar habitual de entrenamiento en las diferentes entregas de la serie.

Pese a esta situación económica desahogada, la vida de de Lara Croft ha estado marcada por las tragedias familiares que le fueron privando de sus padres en su más tierna infancia. Hija de Amelia y Richard Croft, este último, arqueólogo que le despertaría el gusanillo por las civilizaciones antiguas. Nacida en el hospital de Surrey’s Parkside, comenzó su educación en el Abbingdon Girls School, aunque pronto destacaría de tal forma que quedó meridianamente claro que no era una chica normal. Respecto al nombre de su progenitor, en los manuales anteriores a la salida de la primera película, constaba como Henshingly, aunque al igual que con la salida de Tomb Raider: Legend, los detalles biográficos de Lara han sido modificados intensamente hasta formar lo que aquí tratamos de resumir. De esta forma, determinar su edad actual con exactitud es tarea harto complicada, aunque se sitúa entre los 32-35 años.

Cuando tenía nueve años, Lara sobrevivió a un accidente de avión en el Himalaya. La muerte de su madre a raíz de este accidente, como pudimos ver en Legend, no fue directamente relacionada con el accidente en sí, si no con una desafortunada curiosidad de la joven Lara que le hizo tomar prestada una interesante espada, y el hecho de que pudiera sobrevivir durante diez días en un ambiente tan sumamente hostil, hasta su llegada a Katmandú, donde pudo contactar con su padre y pedir el rescate, comenzaron a marcar su indómito carácter.

Ante la ausencia de la figura materna, Lara se apoyó completamente en su padre, y comenzó a viajar por todo el mundo, de una excavación a otra, visitando ruinas antiguas, y convirtiéndose en aprendiz de su padre a tiempo completo, aunque tuviera tutores que completaran su educación, como pudiera ser de forma indirecta Werner Von Croy, que como relatamos al hablar de The Last Revelation, inició a Lara en la práctica de la arqueología. Esta época bastante feliz duraría tan sólo seis años, ya que cuando Lara ya contaba con quince años, la desaparición de su padre en Camboya, pese a que su cuerpo no fuera localizado, provocó que tuviera que vivir con sus parientes, como su tío Lord Errol Croft. Lara quiso reclamar sus derechos nobiliarios hereditarios, y entró en unas disputas legales que le hicieron recuperar el control de la fortuna y propiedades familiares, aunque por otra parte abrió un abismo insondable con el resto de su familia.

Su carrera arqueológica comenzó a desarrollarse, demostrando una interesantísima combinación de interminables conocimientos acerca de civilizaciones, lenguas y hechos históricos, así como unas habilidades gimnásticas sobrehumanas. Si a esta faceta unimos el halo de misterio que le rodea, y el hecho de haberse granjeado poderosos enemigos, encontramos que se trata de un personaje de enorme influencia, odiado y amado a partes iguales.

Los enormes descubrimientos de Lara, permitieron que pronto superara la fama de su padre en el terreno de la arqueología. Aunque los métodos no fueran siempre del todo legales, lo que le ha granjeado problemas con diversos gobiernos, e incluso con los más académicos, que no aceptan la importancia que Lara otorga a las habilidades físicas. El hecho de que Lara se apropie de ciertos artilugios, sin informar previamente a los gobiernos soberanos, hacen que para muchos Lara sea una cazadora de tesoros y reliquias más que una arqueóloga académica.

Las tragedias personales, unidas al acoso de la prensa internacional, hacen que Lara se haya encerrado en si misma y en su trabajo, evadiendo las relaciones sociales, y especialmente, y progresivamente conforme maduraba, las personales, pese a que estuviera prometida con Earl of Farringdon.

Los escasos momentos de asueto de los que dispone, son aprovechados para realizar actividades de enorme riesgo, de esta forma, cualquier disciplina deportiva que una persona en sus cabales evitaría, forma parte de los momentos de descanso de Lara.

Toda esta formación deportiva, unida a la innata belleza de sus progenitores, hacen que Lara posea unos atractivos físicos bastante evidentes, convirtiéndola en la admiración y envidia de ambos sexos. De hecho, se trata de la quizás, primera sex symbol de mundo de los videojuegos, aunque sus principales cualidades son su carácter, inteligencia y conocimientos, no resultando así un estereotipo de mujer objeto. Con el paso de las entregas, se ha ido reduciendo el tamaño de su busto, considerado como exagerado en las primeras versiones, y poco práctico a la hora de desenvolverse en las maniobras de acróbata y atleta que realiza a diario.

Dos de los principales acompañantes de Lara son sus pistolas : de 9 mm, que varían desde las 357 Desert Eagles a los .45 Heckler & Kock USP.

A lo largo de la descripción de los principales personajes de la franquicia, así como en el breve desglose del argumento de cada uno de los títulos de la saga, continuaremos dando detalles de este personaje, que sin duda, y tras la etapa donde Mario y Sonic se repartían la popularidad, demuestra la madurez del sector, y como se ha ido encaminando a temas y personajes más adultos.

III. Las diferentes encarnaciones de Lara Croft
La asociación de cada videojuego de Tomb Raider con diferentes modelos publicitarias que han tratado de encarnar y representar la idealizada belleza y espíritu de Lara Croft, han sido una constante. Desde Nathalie Cook, Rhona Mitra, Vanessa Demouy, la polémica Nell McAndrew, que fue cortada en su papel, al aparecer desnuda en PlayBoy, Lara Weller, Lucy Clarkson, Jill de Jong, así como la última incorporación: Karima Adebibe, han acompañado a los diferentes videojuegos desde 1996. La aparición de Angelina Jolie para protagonizar las adaptaciones cinematográficas de la saga, quizás hayan eclipsado a estas jovencísimas modelos, de indudable belleza, que han ido acompañando los diferentes actos promocionales de cada entrega.

Os dejamos con el desglose temporal durante el cual estas modelos han ocupado este papel:

Nathalie Cook 1996-1997: Primera modelo en encarnar a Lara, aunque por aquel entonces no tuvo prácticamente repercusión. Cualquier parecido con el personaje es mera coincidencia.

Rhona Mitra 1997-1998:
La más explosiva en cuanto a medidas, elogiada por los fans por la forma en que se adecuaba al papel, fue despedida por Eidos por tomarse ciertas libertades interpretativas. Gracias a su papel en la promoción de la segunda entrega de la saga, inició una carrera en Hollywood gracias a este papel. Al igual que Nell McAndrew, es londinense, y para los amantes de las “estadísticas”, os dejamos sus medidas: 1,70, 95-61-91, siendo como véis realmente la más explosiva.

Vanessa Demouy: Esta desconocida fue la contratada por Eidos para publicitar el primer juego en Francia, al igual que Diana Maria Dorow o Ellen Rocche, su repercusión en este papel fue prácticamente nula.

Nell McAndrew 1998-1999:
Quizás la más famosa de todas las modelos de Lara Croft, aunque por razones alejadas de su papel, ya que aprovechó el jugoso contrato con Eidos para aparecer desnuda en PlayBoy. Nacida en 1976, con unas espectaculares medidas: 90-63-91, generó regueros de pólvora en todos los medios. Estuvo asociada a la promoción de Tomb Raider III: Adventures of Lara Croft.

Lara Weller 1999-2000: Tras el escándalo de Nell McAndrew, esta joven holandesa tuvo menor presencia en los medios que sus antecesoras. Promocionó The Last Revelation, y al igual que ocurriera con Lucy Clarkson, el anuncio casi simultáneo de la elección de la actriz responsable de encarnar a Lara Croft en el cine, terminó de eclipsarla. Nacida en 1975, con una altura de 1,73 y medidas 85-60-85, poseía un aspecto más frágil que el de Nell McAndrew.

Lucy Clarkson 2000-2002:
Esta modelo británica, fue la imagen de Lara Croft en Tomb Raider: Chronicles, con tan sólo 16 años, algo que generó cierta polémica en el E3 del mencionado año, donde tienen prohibida la entrada los menores de 18 años. Con una altura de 1,75, y unas medidas 85-63-90, esta modelo destacó por coincidir en el tiempo con la salida del primer largometraje, que logró eclipsarla.

Jill De Jong 2002-2004: Holandesa, nacida en 1982, con una altura de 1,83, y unas medidas de 85-66-96, esta modelo acompañó la salida de la malograda entrega: El Ángel de la Oscuridad. Comenzó su carrera como modelo publicitaria a los quince años.

Karima Adebibe 2006- : Esta joven londinense de 20 años, con pelo moreno, ojos azul-verdosos/grises, es la última incorporación al selecto grupo de bellezas relacionadas con Tomb Raider. Imagen de Tomb Raider Legend, también protagoniza la campaña publicitaria asociada a la salida de este título en Nintendo DS.

IV. Los personajes de Tomb Raider
A lo largo de la presente sección, y escrupulosamente dividido por títulos, daremos un rápido vistazo a los principales personajes de la franquicia, ciñéndonos exclusivamente a los videojuegos, dejando de lado los diferentes largometrajes que no terminan de encajar demasiado bien con el argumento que se ha ido desgranando a lo largo de las siete entregas de consola/PC.

Tomb Raider:
Jacqueline Natla: Se trata de una emprendedora mujer de negocios que nos encarga al comienzo del juego la misión de encontrar un misterioso artefacto llamado Scion en el Perú, aunque después descubriremos que existen más fragmentos de este objeto atlante. Más adelante, descubriremos que sus intenciones no eran demasiado puras, y sus esbirros y los miembros de su corporación: Natla Technologies, nos harán la vida imposible.

Pierre DuPont: un arqueólogo rival de Lara, fue contratado por Jacqueline Natla para tratar de lograr la pieza del Scion que se encuentra en los laberintos de St. Francis Folly.

Larson: El empleado de Natla Technologies que nos pone en contacto con la máxima mandataria de la organización. Más tarde, nuestro encuentro con él en Egipto, no será tan amistoso.

Qualopec: Uno de los regentes del continente perdido de Atlantis. Su tumba está localizada en una zona próxima a los Andes.

Tihocan: Otro de los regentes de la Atlántida, fue enterrado en las cercanías de las islas griegas.

Tomb Raider II: Dagger of Xian
Marco Bartoli: Uno de los capos de la mafia veneciana, este italiano ha fundado un culto obsesionado con la posesión de este místico objeto, y ha dispersado sus hombres por todo el mundo para tratar de localizar cualquier artilugio relacionado con la reliquia.

Chan Barkhang: Heredero de los monjes que han custodiado durante generaciones los secretos de la daga, confinados en su monasterio tibetano. La tumba que se encuentra bajo el monasterio, oculta una estructura llamada Talion.

Winston: El mayordomo fiel al clan Croft, que seguirá a nuestra joven heroína por toda la mansión Croft.

Tomb Raider III: Adventures of Lara Croft
Dr. Mark Willard: Cabecilla de la excavación cercana al cráter creado por el meteorito en la Antártida. Tras esta experiencia, Willard ha comenzado a mostrar un inusitado interés en la historia del continente, así como por la relación con las cuatro piedras extraídas hace décadas. Tras un encuentro casual con Lara en la India, nuestra joven arqueóloga decide trabajar para él.

Tony: Empleado de Willard, encargado del grupo de exploración enviado a los bosques de la India para recuperar la piedra Infada. Las fiebres le afectaron, y al recuperar la piedra, abandona a su suerte a su grupo, lo que provoca que Lara deba lidiar con él antes de que causa mayores perjuicios.

Puna: Sumo sacerdote de una tribu polinesia cercana al Pacífico Sur. Posee tremendos poderes mágicos gracias a la daga Ora.

Sophia Leigh: De nuevo una mujer de negocios sin escrúpulos. Posee un gigante del mundo de la cosmética afincado en Londres, y demuestra una total obsesión con la belleza, lo que hace que tanto ella como su compañía sean acusados de experimentar con sustancias ilegales. Se verá relacionada con Lara al poseer el Ojo de Isis, una de las piezas del meteorito.

Los malditos: Los productos de los experimentos de Sophia han formado una banda de delincuentes callejeros enmascarados que viven en las cercanías del metro de Aldwych.

Tomb Raider: The Last Revelation
Werner Von Croy: Este arqueólogo se convirtió en fuente de inspiración de Lara Croft tras una intensa conferencia en el colegio donde la adolescente Lara cursaba estudios. Enterada nuestra heroína de una expedición de Von Croy, decide tensar la cuerda, y obligar a su padre a incluirla a golpe de talonario en la expedición. Von Croy, quien quedó impresionado con la inteligencia y carácter de la joven, debido a sus preguntas en la mencionada conferencia, acepta sin paliativos, y se convierte en mentor de la heroína.

Un accidente en la expedición provocará que Lara sea enviada a casa por motivos de seguridad, perdiendo el contacto con Von Croy. Más adelante, el otrora mentor, se convertirá en rival de Lara, y pese a todo, al final del presente título, Lara sacrificará su integridad por salvarle.

Tomb Raider: Chronicles
Werner Von Croy: Una de las misiones del título profundiza en las relaciones entre el antiguo mentor de Lara y la propia arqueóloga, concretamente durante la visita de Lara a la corporación de Von Croy, en busca del artefacto llamado El Iris.

Zip: Asiste a Lara en su infiltración en las oficinas principales de Von Croy Industries, cuando Lara trata de recuperar el Iris. Su misión será guiar a Lara en su camino por el sistema de ventilación.

Padre Patrick Dunstan: El argumento de Chronicles comienza con una reunión de amigos de Lara que en un acto en memoria de la arqueóloga, quien parece haber perecido en el interior de la pirámide, al finalizar The Last Revelation. Dunstan es uno de los tres amigos reunidos, y conoce a Lara desde que era adolescente, concretamente relacionado con el incidente de exorcismo en la Isla Negra, en Irlanda.

Vladimir Kaleta: Un demonio de 500 años al que se enfrentan Lara y Dunstan en la Isla Negra. Se esconde bajo el nombre de Verdilet.

Pierre DuPont y Larson, a quienes recordaréis del Tomb Raider original, como esbirros de Natla, vuelven a hacer acto de aparición en Chronicles, dentro de las catacumbas de Roma.

Charles Kane: Profesor de historia de Lara en el Gordonstoun Boarding School. Posee un interés especial en el Telón de Acero. La llegada del glasnost le permite visitar el bloque del este.

Sergei Mikhailov: Mafioso ruso que busca un antiguo artefacto, para lo cual, no duda en corromper al capitán Yarofev y así poder usar su submarino.

Capitán Yaorfev: Orgulloso capitán de un submarino nuclear de primera clase, que se ha visto forzado a aceptar misiones de dudosa ética debido a la crisis de la Unión Soviética.

Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad
Werner Von Croy: El antiguo mentor de Lara fallece en circunstancias violentas, y por su rivalidad con Lara, la señorita Croft es acusada del asesinato, lo que la convierte en una fugitiva. Realmente, Von Croy, muere a manos del Monstrum, en presencia de Lara.

Kurtis Trent: Personaje jugable en el primer Tomb Raider de nueva generación, busca venganza por la muerte de su padre, Konstantin, gran maestre de los Lux Veritatis, resultando ser el último miembro de esta orden.

Lous Bouchard: Dueño del club nocturno “Le Serpent Rouge”, que ha sido cerrado por numerosas muertes de miembros de su personal, posiblemente relacionadas con el Monstrum, se ve envuelto en numerosos asuntos de los bajos fondos parisinos.

Anton Gris: Entrenador de boxeo, amigo personal de Louis Bouchard, posee un gimnasio, dentro de una iglesia, que sirve como entrada oculta a la guarida de Bouchard.

Pieter Van Eckhardt: Conocido como el Alquimista Negro, es el líder de una organización secreta llamada Cabal, que tiene su sede central en la fortaleza Strahov, en Praga. Ordenó a Von Croy recuperar cinco artefactos conocidos como “Obscura Paintings”, a las que se les presupone poderes alquímicos relacionados con las artes oscuras.

Thomas Luddick: Periodista en Praga, consigue pasar información acerca de Cabal y la fortaleza Strahov a Lara.

Kristina Boaz: Superviviente de un accidente aéreo, es la dirigente del hospital psiquiátrico en el instituto Strahov, situado en Praga.

Joachim Karen: Un genio de los negocios de París que ha invertido fuertemente en Cabal, vela por los intereses de la sociedad, a la vez que supervisa los reclutamientos.

Mademoiselle Margot Carvier: Historiadora que dirige una excavación en las galerías del Louvre, colega y amiga personal de Werner Von Croy.

Para concluir este breve repaso a los personajes de los videojuegos de Tomb Raider, pasamos a describiros rápidamente las incorporaciones producidas en Legend.

Tomb Raider: Legend

Zip: Nuestro fiel asistente en Chronicles, en la infiltración a las Industrias Von Croy, repite presencia, ya convertido en un experto hacker reformado.

Alister Fletcher: Arqueólogo que aconseja a Lara a través del comunicador auricular.

Lady Croft: Condesa de Abbingdon, al inicio del título vemos como se reescribe su pasado, contándose como tras un aterrizaje forzoso en los Himalaya, el descubrimiento de unas viejas ruinas, y la curiosidad de Lara, que desenfunda una mística espada, provocan su desintegración. Lara iniciará un viaje en busca de más información acerca de las recurrentes espadas relacionadas con la muerte de su madre.

Richard Croft: Con motivo de la primera película de Tomb Raider, el progenitor de Lara vio modificado su nombre. Tras la muerte de Lara, se encargó de la educación de la joven, tanto en materias arqueológicas, como asignándole especializados tutores.

Amanda Evert: Antigua amiga de Lara, que aparentemente murió en un desprendimiento ocurrido en una excavación en Paraíso.

Anaya Imanu: Ingeniera sudamericana, y amiga de Lara, estuvo con Lara en el incidente de Paraíso, y de nuevo la acompaña para comprobar si realmente falleció Amanda ese día ahogada.

James W. Rutland Jr.: Graduado en Westpoint, se convierte en rival de Lara, y aparentemente está relacionado con una misteriosa mujer que tiene un enorme parecido con Amanda.

Toru Nishimura: Antiguo amigo de Lara, comenzó su carrera periodística como un intrépido reportero, y finalmente ha llegado a ocupar un puesto destacado como hombre de negocios. Ayudará a Lara a encontrar a Takamoto, quien podría tener una copia de la espada que Lara desenfundó en el Himalaya.

Shogo Takamoto: Yakuza dedicado a recolectar objetos arqueológicos de gran interés, que ha tenido ya varios altercados con Lara. La posesión de una mística espada, relacionada directamente con la que provocó indirectamente la muerte de la madre de Lara, provocará que finalmente salden cuentas.

V. Las búsquedas de Lara Croft: Objetos y reliquias
Las libertades creativas que otorga la ficción, hacen que Lara sea la responsable del descubrimiento de gran cantidad de artefactos y objetos míticos, visitando lugares misteriosos y exóticos. En este apartado del reportaje, vamos a listar brevemente algunos de estos objetos, sus ubicaciones, y la cronología de su obtención :

El Arca de la Alianza: 1993, aunque muchos de vosotros penséis que fue Indiana Jones quién la descubrió en su primera película, realmente fue Lara Croft, en unos hechos anteriores a Tomb Raider, en concreto en 1993, quien se anotó el tanto.

Bigfoot: Una criatura de leyenda, descubierta por Lara Croft, probablemente durante su penosa experiencia en los Himalaya, tras la muerte de su madre en los acontecimientos relatados en Legend.

La Piedra Filosofal: 1996, Roma (Italia), en los hechos relatados en Tomb Raider: Chronicles. Y es que parece ser que los rumores que apuntan a que Harry Potter fue quién la descubrió en Hogwarts, son totalmente falsos.

Scion: Dividido en tres fragmentos, dispersos en Perú, Egipto y Europa, son la pieza de deseo que codician las industrias Natla y que Lara conseguirá en el primer Tomb Raider, en 1996.

La Daga de Xian: Esta mítica daga, permitía a su poseedor, una vez que se la clavara en el pecho, obtener los poderes del dragón. Lara la conseguiría en la Gran Muralla China, en Tomb Raider II.

La Máscara de Tornarsuk: Los usuarios de PC que disfrutaran de Tomb Raider II: Gold, pudieron presenciar de primera mano, como Lara obtenía en Alaska, esta reliquia.

El Iris: Este objeto que consiguió enfrentar a Werner Von Croy y Lara Croft, aparece en Tomb Raider: The Last Revelation, en el nivel donde Lara es adolescente, así como en el capítulo de Chronicles donde Lara se introduce en las empresas de su mentor. Su lugar de descubrimiento original fue en Camboya en 1984.

Los ídolos del Meteorito: Infada, Ora, El Ojo de Isis, Element 115, y la Mano de Rathmore, son los principales objetos de deseo en Tomb Raider III: Adventures of Lara Croft, y su expansión, y serían encontrados en 1998 en India, las islas del Pacífico Sur, Londres, Area 51 y Francia.

El Gancho del Destino: Lara obtuvo este objeto en Rusia en 1998, en los hechos relatados en Chronicles.

El Amuleto de Horus: Este objeto egipcio, fue encontrado por Lara en 1999 en el Valle de los Reyes, durante los hechos relatados en The Last Revelation.

Las Pinturas Óscuras: París y Praga son los lugares donde estos cinco objetos relacionados con la alquimia y la magia negra residían. Lara los obtendrá en 2003, en El Ángel de la Oscuridad.

Excalibur: Perú, Tokyo, Ghana y Khazakhstan son los lugares donde Lara busca las misteriosas espadas relacionadas con la muerte de su madre, en Tomb Raider Legend (2006).

El Ojo que todo lo ve: Lara Croft descubrirá este objeto dentro de un reloj, escondido en la escalera de su propia mansión, donde su padre, Richard Croft, lo ocultó de los Illuminati.

Triángulo de la Luz: Otro objeto que Lara descubre en el primer largometraje, Camboya e Islandia será los lugares donde reposen ambos fragmentos, clave del poder de una civilización antiquísima, y causantes en cierto modo, de la muerte de Richard Croft. Aseguran el control del tiempo.

En Gran Orbe de Alejandro: La cuna de la vida, el segundo largometraje de Lara Croft, tuvo su argumento relacionado principalmente con la Caja de Pandora, la que se supone es la fuente de toda la vida, pero antes de conseguirla, Lara deberá encontrar en Santorini (Grecia), este objeto, que supuestamente ejerce las funciones de mapa.

La Caja de Pandora: Fuente de toda vida, y con un poder devastador, supondrá el principal quebradero de cabeza de Lara en La Cuna de la Vida. Lara deberá viajar a África para obtenerla.
VI. Los juegos

Tomb Raider
Desarrollado por Core Design, con Toby Gard y Phil Campbell como principales responsables, y publicado por Eidos Interactive, este título que apareció en noviembre de 1996 para PC, PlayStation y Sega Saturn, así como posteriormente para Mac y N-Gage, demostrando las capacidades 3D de esta portátil, constituyó la irrupción de las aventuras 3D en el mundillo de los videjuegos. El desarrollo de este título comenzó en 1993, con un equipo de seis integrantes, entre los que se encontraba el mencionado Toby Gard, creador del personaje.

Protagonizado por Lara Croft, y siguiendo clarísimamente la estela de las películas de Indiana Jones, este título mezclaba a partes iguales acción, puzzles de lógica, arqueología y elementos sobrenaturales.

El argumento del título comienza cuando Lara vuelve de un viaje al Himalaya. Contactada por una mujer de negocios llamada Jacqueline Natla, se nos encomienda la misión de recuperar un misterioso artefacto de una tumba situada en Qualopec (Perú). Lara comenzará a reunir las piezas del talismán atlante Scion, al que se le supone un inmenso poder. Lo que comienza siendo una expedición bastante corriente, se empieza a complicar tras obtener el primer fragmento, y ser atacada por uno de los hombres de Natla.

En este título visitaríamos Perú, Europa, Egipto y finalmente Atlantis, para lograr desentrañar el misterio de la civilización atlante, mientras tratamos de evitar a los hombre de Jacqueline y superamos los enormes peligros que nos asaltarán en nuestra expedición.

Tomb Raider se nos presenta en una perspectiva en tercera persona, con una cámara que sigue la acción desde la espalda de la heroína. El entorno 3D de primera generación, está creado por estructuras cúbicas, una característica que ha limitado la saga hasta la llegada de Legend. De esta forma, pese a ciertas triquiñuelas para tratar de esconderlo, todas las estructuras del juego presentan ángulos de 90º.

A lo largo del juego, Lara deberá explorar los enormes escenarios, acabando gracias a sus pistolas duales, con los enemigos y criaturas que encontremos, mientras activamos interruptores, superamos diversos puzzles, y nos manejamos con soltura por peligrosas secuencias plataformeras, que en ocasiones se desarrollarán a gran altura, provocando que el más mínimo error provoque la muerte de Lara. La presencia de ciertas trampas letales, el contacto con peligrosas criaturas, así como los tiroteos contra los escasos humanos, también pueden acabar con nuestra vida.

Iremos obteniendo packs médicos para recuperar salud, municiones, gemas donde podremos salvar, además de emplear el botón de acción para mover bloques, activar interruptores, disparar armas, etc.

Las capacidades atléticas de Lara le permiten además de caminar, correr y saltar, acciones típicas de los plataformas de toda la vida, realizar saltos laterales, colgarnos de los bordes, al más puro estilo Prince of Persia, rodar, nadar por el agua, bucear, teniendo cuidado de mantener el nivel de oxígeno. Hemos mencionado las pistolas duales como arma principal del juego, contando con munición infinita, pero también podremos acceder a magnums, uzis, pistolas, etc.

Además de los objetivos principales de cada nivel, dispondremos de una serie de secretos de dificultad variable, estando bastante ocultos en algunos casos, una característica que se mantendría a lo largo de la serie. Los puzzles que debíamos superar no eran excesivamente complejos, y requerían activar en cierto orden algunos interruptores, realizar secuencias de salto en un tiempo limitado, en ocasiones debíamos recorrer el escenario de una punta a otra para cumplir los requisitos de los puzzles, lo que podía resultar algo pesado.

Todas las habilidades de Lara hacían necesario un nivel de entrenamiento donde pulir nuestra habilidad. La mansión de Lara estará a nuestra disposición, y podremos practicar principalmente las tareas de salto y trepar.

Disponíamos de quince niveles que nos llevaban a Perú, al monasterio de St. Francis en Europa, Egipto, y la Atlántida, enfrentándonos en cada mundo a uno de los regentes de la Atlántida para obtener los fragmentos del Scion. En 1998 aparecería para PC y Mac una expansión, llamada Tomb Raider Gold, que incluía nuevos niveles, en concreto cuatro, divididos en dos escenarios: The Shadow of the Cat y Unfinished Business. En el primero de los mismos Lara debía volver a Egipto, al a ciudad de Khamoon a buscar una tumba dedicada a la deidad egipcia Bastet. Unfinished Business nos devuelva a Atlantis para destruir a unas criaturas alienígenas que todavía residen allí y que podrían poner en peligro a la humanidad.

Para celebrar el décimo aniversario de este título, Eidos prepara una reedición para PC, PlayStation 2 y PlayStation Portable, que al igual que Legend será desarrollado por Crystal Dynamics. De momento, no se conocen prácticamente detalles del título, aunque los materiales mostrados para la portátil de Sony son bastante esperanzadores.

Tomb Raider II: Dagger of Xian
Prácticamente un año después de la salida de Tomb Raider, Core Design, ya sin la presencia de Toby Gard, lanzaba Dagger of Xian, secuela directa del original. En esta ocasión, Lara decide investigar la leyenda de la Daga de Xian, que según rezan los escritos, otorga a su poseedor el poder del dragón, aunque antes habría que clavársela en el corazón, algo que no muchos estarán dispuestos a probar.

Los distintos emperadores de la antigua China han sido los poseedores de este poder, lo que unido a su potencial bélico, los convertía en invencibles, y les hizo expandir su poder. En una batalla contra los guerreros monje tibetanos, inesperadamente, el emperador es derrotado, ya que los tibetanos consiguen extraer la daga del corazón del emperador. La daga será enterrada en su lugar de origen, la muralla china, y quedará allí encerrada hasta el final de los tiempos, o eso pretendían los monjes.

Lara encontrará durante sus viajes por medio mundo, que no es la única que busca este poderoso artefacto, aunque las razones para obtenerlo difieren.

Como suele rezar el dicho, para qué cambiar algo que funciona. La mecánica de Tomb Raider II permanece básicamente inalterada, aunque encontraremos unos niveles de tamaño más generoso, más enemigos, una mayor cantidad de armas y movimientos a nuestra disposición, incluso la posibilidad de utilizar diversos vehículos. Dentro de los nuevos movimientos, existe la útil posibilidad de estando colgados de un saliente, saltar en la dirección contraria. Podremos emplear bengalas para iluminar ciertas zonas, bien lanzándolas, o llevándolas cual antorcha. Como armas de nuevo cuño disponemos de un rifle M16, que exigirá una nueva postura para disparar, un arpón que podremos utilizar en el agua, así como el lanzagranadas.

Un scooter de nieve, que podremos emplear en el Tíbet, una lancha, que pilotaremos en los canales de Venecia, son los vehículos incluidos en el título, como hemos mencionado una de las novedades del juego.

Dentro de los aspectos estéticos, algo que iría cobrando importancia a lo largo de la franquicia, Lara estrena una flamante coleta móvil, nuevos vestidos, como un traje de neopreno, una chaqueta de aviador, así como incluso un camisón de terciopelo en la secuencia Home Sweet Home.

La filosofía principal del título permanece fiel a los orígenes, salvo por el cambio de ambientación inherente a las nuevas ubicaciones a visitar, así como el mayor énfasis en las tiroteos contra humanos. Visitaremos los exteriores de la mansión de Lara en el nivel de entrenamiento, aunque en esta ocasión este nivel tendrá un mayor interés, ya que esconde innumerables secretos.

Como hemos comentado, a lo largo de este título visitaremos nuevas zonas como la Gran Muralla China, los canales de Venecia, el escondite de Bartola, la Ópera, la cubierta del Maria Doria, el Tíbet, el templo de Xian, la guarida del Dragón, así como la vuelta a la casa de Lara. Al igual que ocurriera con el original, los usuarios de PC pudieron acceder a una expansión, que de nuevo sería conocida con la coletilla Gold, y que contiene cinco niveles adicionales de una nueva aventura llamada: The Golden Mask, que nos conduce a Alaska en busca de la Máscara de Tornarsuk, capaz de reanimar a quien la lleve puesta. Deberemos lidiar con cuatro niveles de una base de extracción rusa antes de acceder a un Shangri-La trópical oculto, para finalizar en Las Vegas.

La confianza en el éxito de la primera entrega hizo que los diseños conceptuales para su secuela comenzaran antes de la conclusión de primer título. Nuevas ideas iban llegando, y se fueron aprovechando para conformar esta segunda entrega, ya que en algunos casos, no resultaban idóneas para el original. La marcha de Toby Gard, y el éxito de la primera entrega, hizo que Eidos cuidara al extremo la producción, duplicando el equipo de diseño, lo que facilitó reducir el tiempo de desarrollo de forma notable. Para este objetivo también se reutilizó el motor original, con ciertos retoques y mejoras, como modificaciones a la cámara, iluminación dinámica y un control más flexible.

La valoración del público de esta entrega fue dispar, la pérdida de cierto espíritu Indiana Jones al cambiar de entornos, unida a la mayor acción que no permite esos momentos de calma tan memorables, el aumento de violencia, tampoco fue demasiado bien recibido. Aunque en general se puede concluir que resultó una interesante y exitosa aportación a la franquicia.

Tomb Raider III: Adventures of Lara Croft
Siguiendo la estela anual de salidas de entregas pertenecientes a la saga principal, 1998 fue el año en el que la saga comenzó a perder gran parte de sus puntos distintivos, y del espíritu que le había granjeado un enorme éxito, pero no adelantemos acontecimientos.

La historia de esta tercera entrega comienza hace millones de años, cuando un meteorito consigue salvar la atmósfera terrestre e impactar en la Antártida, hasta entonces con un clima bastante benigno. Los primeros pobladores en descubrir esta tierra fueron una tribu polinesia, que pese a las inhóspitas condiciones ambientales, descubren que la zona posee una abundancia de formas de vida sorprendente. La tribu comenzará a excavar en el cráter del meteorito para tratar de descubrir el poder oculto. Varias generaciones después, una serie de hechos catastróficos provoca que la tribu polinesia deba abandonar la zona.

En la época actual, la compañía RX Tech, dirigida por el excéntrico Dr. Willard, está realizando excavaciones en esa misma zona. La obtención de unas anormales lecturas, y el descubrimiento del cuerpo sin vida de un marinero de la expedición de Darwin, así como de su diario, hace que la corporación comience a mostrar un enorme interés por la zona, así como por otros lugares del mundo donde otros marinos de Darwin han viajado y han muerto. Uno de estos lugares se encuentra en la India, donde nuestra querida Lara está buscando el legendario artefacto Infada. Por una vez Lara no posee toda la información, y sólo conoce el poder que se le presupone a este artefacto reverenciado pro tribus ancestrales. Pronto comenzará a descubrir el resto de la información que la llevará a recorrer de nuevo medio mundo.

Pese a que de nuevo la jugabilidad básica del título permanece prácticamente inalterada, la inclusión de un buen elenco de nuevos movimientos, como agacharnos, esprintar para ganar velocidad adicional al correr, limitada por una barra de fortaleza física; colgarnos, balancearnos, rodar en carrera para escapar de ciertas trampas. Dispondremos de nuevos vehículos como los kayak que servirán para navegar contracorriente, la proliferación de entornos acuáticos vendrá acompañada de cocodrilos, pirañas, entornos helados, como las aguas de los niveles antárticos, dispondremos de una barra de temperatura corporal que aparece al sumergirnos en estas heladas aguas, y que podrá provocar un descenso rápido, inexorable y acusado de nuestra barra de vida. Habrá que conseguir motos de agua para atravesar sin peligro este agua.

Otra dificultad añadida a la exploración serán las arenas movedizas, que en la mayor parte de las ocasiones serán peligros mortales, aunque en otras, nos conducirán a localizaciones secretas.

Existen ciertos cambios en el arsenal de Lara, como la desaparición de las pistolas automáticas a favor de la Desert Eagle, la sustitución del M16 por la ametralladora MP5, así como la inclusión de un potentísimo lanzacohetes.

El título comienza en las junglas de la India, llevándonos a unas antiguas ruinas cercanas al Ganges. Más tarde visitaremos el desierto de Nevada, con instalaciones de alta seguridad como el Área 51, las islas del Pacífico Sur, Londres, la Antártida, desde la ciudad perdida de Tinnos, las minas de RX Tech, y la cueva del meteorito.

De nuevo, los usuarios de PC recibieron una expansión, en el año 1999, llamada: Tomb Raider III: The Lost Artifact, donde Lara descubre la existencia de un quinto meteorito llamado la Mano de Rathmore, que nos llevará desde el castillo en Escocia del Dr. Willard, a Dover, así como París, a través de seis niveles.

Tomb Raider III posee un tutorial de gran extensión, más que nada para dar cabida a la gran cantidad de nuevos movimientos, el empleo del quad, la mecánica de apuntar, así como los habituales secretos, que en esta ocasión nos mostrarán una habitación con gran cantidad de artefactos obtenidos por Lara en el pasado.

Hasta aquí no encontramos ningún problema esencial, un argumento interesante, nuevos movimientos, vehículos, armas, situaciones, aunque conforme vayamos avanzando en el título nos encontraremos con la drástica reducción de tumbas a explorar, y su sustitución por modernos entornos, componentes de infiltración, como las misiones de Nevada, que modifican intensamente la jugabilidad, y especialmente el espíritu de la franquicia, perdiendo la señas de identidad que la hicieron realmente grande. De nuevo la pérdida de esos momentos tranquilos de exploración, donde debíamos mirar cada recoveco de los escenarios para tratar de discernir como llegar hasta cierto punto, esta vez a favor de unos elementos de infiltración introducidos con calzador, provocaron el disgusto de los fieles seguidores.

Pese a estas críticas, unidas de nuevo a los asesinatos innecesarios de guardias de museo, soldados y aborígenes, la crítica elogió el acabado gráfico, las mejoras en la jugabilidad, el enfoque más cinemático a la hora de desentrañar el argumento, convirtiéndolo en uno de los juegos más populares del 98.

A modo de curiosidad, y de nuevo como guiño a las películas de Indiana Jones, debemos comentar que el ídolo de En Busca del Arca Perdida, aparece en la habitación secreta de su mansión. Los escenarios de la India recuerdan a los de Indiana Jones y el Templo Maldito, así como ciertas trampas del pacífico sur lo hacen a las que veíamos en En Busca del Arca Perdida.

Tomb Raider: The Last Revelation
El punto final argumental de la serie en su etapa 32 bits, y la entrega con la cual Core Design y Eidos deseaban redimirse de la falta de fidelidad a los orígenes de la franquicia, llegarían en 1999, con The Last Revelation. Este título profundiza en la figura del mentor de Lara, Werner Von Croy, e intenta volver a los orígenes en materia de ambientación y profusión de tumbas. Además, su dramático final, que daba a entender que Lara podía haber fallecido, como se recuerda en la secuencia introductoria de Chronicles, tuvo un enorme impacto entre los fans de la franquicia, que no querían creer que la saga fuera a concluir de esta forma.

La historia del título está intrínsecamente relacionada a Egipto, y comienza con el relato de Semerkhet, el sumo sacerdote de Horus, quien avisa de que aquel que coja el Amuleto, liberará a Set. Set, el principal emisario del mal, quedará libre de nuevo dentro de un milenio, y mancillará de nuevo la tierra con sus plagas. Set dijo : “Soy la sombra que cubre el sol, soy aquel que controla las plagas. Mi ira consumirá todas las tierras, y será inevitable”.

Este título comienza a incidir en el pasado de Lara, todavía con su biografía oficial sin retocar por la salida del primer largometraje o la aparición de Tomb Raider: Legend, por lo tanto, se menciona a su padre, no con el nombre de Richard Croft, y se detalla la anodina vida que llevaba Lara hasta que sus padres deciden enviarla fuera de su manto protector para que amplíe su educación. De esta forma, Lara, con el espíritu aventurero latente, afronta este traslada como una nueva aventura.

Hojeando una copia de National Geographic que llegó a sus manos por pura casualidad, Lara descubre en portada un nombre familiar: Profesor Werner Von Croy, un respetado arqueólogo que una vez ofreció una conferencia en la escuela de Lara a sus pupilos y a sus padres. Esta conferencia marcó los deseos de Lara de viajar a lugares remotos en busca de aventuras, convirtiéndose en una figura de inspiración para Lady Croft.

Lara decide plantarse, y obligar a sus padres a que le permitan viajar con Von Croy a su nueva expedición a través de Asia, que podría ser el prolegómeno de un fantástico descubrimiento en Camboya. Los argumentos de Lara resultan convincentes, aunque quizás su obstinada determinación sea el motivo por el cual Lord Croft decida escribir a Von Croy para ofrecerle apoyo financiero para su expedición en contraprestación por la plaza que su hija ocuparía en la misma.

Von Croy se hace cargo de la seguridad de la joven Croft, confirmando a Lord Croft que los lugares hacia donde se dirige la expedición son suficientemente seguros, lo que unido a la extensa experiencia de propio Von Croy, no debería ofrecer ninguna duda acerca de la integridad de Lara. Además del apoyo financiero, Von Croy entrevió en la mencionada conferencia en la escuela de Lara, un espíritu indómito y ávido de conocimientos, con una serie de preguntas que le impresionaron.

El primer nivel del título nos pone en compañía de nuestro mentor, mostrándonos los orígenes de la experiencia como exploradora de tumbas de Lara, en el templo de Angkor Wat, en Camboya, en busca de un místico Iris. Un accidente provoca que la expedición se cancele, enviándose por motivos de seguridad a Lara a su casa.

Ya en la época actual, vemos a Lara explorando una tumba de un antiguo dios egipcio que había sido aprisionado. Accidentalmente Lara lo libera, lo que iniciará una carrera contra el tiempo para devolver al dios a su encierro antes de que el Apocalipsis se avecine sobre la tierra. Von Croy, poseído por el espíritu de Set, se convertirá en el temible rival de Lara.

Como podéis comprobar, tanto por los preludios, como por el fatídico desenlace, este Tomb Raider, podría considerarse argumentalmente como el más maduro hasta ese momento. Toda la trama transcurre en Egipto, volviéndose al espíritu de arqueología y tumbas que nunca debió abandonarse, aunque esta vez no viajaremos por exóticos países, circunscribiéndose la acción a la mencionada antigua civilización. El Valle de los Reyes, Karnak, Alejandría, El Cairo, Gizah, serán algunos de los enclaves que visitaremos.

En materia jugable, Lara dispondrá de algún movimiento nuevo, como balancearse en las cuerdas. Además podrá rodear esquinas. El sistema de inventario se ha visto modificado, pudiéndose combinar algunos de los objetos que recojamos, y abandonándose la estructura de anillo. Se ha incluido una brújula que nos ayudará a resolver algunos puzzles en Citadel.

Dispondremos de una nueva arma, un revolver de enorme poder. Además podremos emplear una mira láser en esta arma, así como en el arco.

El hecho de que la estructura cúbica se mantenga, con las limitaciones inherentes a la estructura de niveles y movimientos de la protagonista que acarrea, unida a las proliferación de entregas anuales, hace que el nivel de desgaste al que había llegado la franquicia en este momento, pese la vuelta a los orígenes, provoque que las críticas proliferen y carguen contra la serie y el personaje. Se añora la calidad del original, y el espíritu e innovación que conllevaron.

Tomb Raider: Chronicles
Pese a que el final de The Last Revelation dejara a Lara encerrada en una pirámide en pleno proceso de destrucción, Eidos y Core Design se las ingeniaron para crear un nuevo título sin avanzar argumentalmente. Para ello, una serie de viejos amigos de Lara: Winston, Charles Kane, así como el Padre Patrick Dunstan, se reúnen en un acto en memoria de la heroína, y comienzan a recordar viejas aventuras de Lara, que hasta la fecha, sus fans no habían podido revivir. Mientras tanto, y a millares de kilómetros de allí, Werner Von Croy coordina una excavación en el desierto egipcio en busca de respuestas.

Este título nos contará de esta forma, aventuras de Lara en Roma, Rusia, dentro de un submarino, Irlanda, en la isla Negra, y Nueva York, dentro de un edificio de alta tecnología, algo inconexas argumentalmente, pero que sirven para rellenar ciertos espacios vacíos en su biografía.

En términos de jugabilidad, Chronicles repite de nuevo los desarrollos vistos en The Last Revelation, con alguna innovación como la posibilidad de caminar sobre una cuerda, agarrarnos y balancearnos en barras horizontales, lanzarnos hacia delante desde la posición agachada. Podremos emplear un nuevo ítem bastante útil, un gancho que nos permitirá colgarnos de algunas áreas, y balancearnos a lo Tarzán. Un nuevo vehículo, que nos permite introducirnos en aguas profundas, así como la vuelta del Desert Eagle y la ametralladora MP5, son las principales “novedades”.

Lara dispondrá de varios trajes, como el que le permite soportar bajas temperaturas, el que vistió en The Last Revelation en el nivel inicial, así como una modificación del traje negro de Tomb Raider III.

Cada subnivel posee sus propias peculiariedades estéticas, y principalmente jugables, tratando de dividir la jugabilidad del título y ofrecer una mayor variedad. La Lara adolescente que viaja a Irlanda no podrá emplear armas, el nivel neoyorkino tendrá componentes de infiltración, mientras que el de Roma guarda mayor fidelidad a los orígenes de la serie, y el del submarino ruso está influenciado por Expediente X.

Antes de comenzar la acción dispondremos de un nivel de entrenamiento en el backstage de una Ópera. Allí reclamaremos la piedra de mercurio, necesaria para hacernos con la piedra filosofal. Desde allí accederemos a las catacumbas del Coliseo, donde podremos luchar contra leones y gladiadores, siendo la parte más sencilla del título.

El escenario ruso nos cuenta la historia de un submarino alemán que se hundió en la II Guerra Mundial, transportando un objeto místico. Una organización criminal rusa, dirigida por Sergei Mikhailov, está tratando de recuperarlo. Lara, quien sigue la pista de esta organización, deberá infiltrarse en el puerto Zapadnaya Litsa, e introducirse sigilosamente en el submarino nuclear para continuar sus pesquisas.

En Irlanda, una adolescente Lara, quien está pasando unas vacaciones en la casa de Winston, recibirá la vista del Padre Patrick Dunstan, quien ha llegado a este destino para iniciar unas investigaciones relacionadas con la Isla Negra, donde existen rumores acerca de una actividad demoníaca. Lara decidirá tomar parte en la investigación, al esconderse en el bote del párroco. Las fases de este mundo serán puramente de puzzles, debiendo sobrevivir sin armas, y enfrentándonos a criaturas paranormales.

Lara vuelve a encontrarse con Von Croy en el escenario de Nueva York. Nuestra heroína decide infiltrarse en unas oficinas de las industrias Von Croy para recuperar el Iris que robó su mentor en la expedición al templo Angkor Wat. El hecho de enfrentarnos a androides indestructibles, así como otras peculiariedades de los niveles, hacen que la infilltración tome el protagonismo en detrimento de la acción, constituyendo los niveles más complicados del juego.

Para la crítica, este título no aportó nada original, volviendo a desgastar aún más una fórmula manida. El seguir apoyándose en un motor modificado del original, en materia de las construcciones cúbicas, que pese a ciertas triquiñuelas gráficas, o la apariencia en PC y DreamCast, ya muestra claramente el peso de los años.

Para muchos, un título intermedio antes de la esperada revolución en la nueva generación, que además debería continuar la historia de la saga, que se había quedado en un momento de máxima tensión, con la supuesta muerte de Lara.

Tomb Raider: El Ángel de la Oscuridad
En Julio de 2003 se produciría el esperadísimo regreso de Lara Croft al mundillo de los videojuegos. Con PlayStation 2 como consola escogida para tal evento, la entrada de la arqueóloga más famosa del mundillo de los videojuegos en la generación 128 bits fue sin duda todo un acontecimiento que generó una enorme expectación. Como hemos ido mencionando a lo largo del presente reportaje, la saga había quedado anquilosada en secuelas que no aportaban demasiado, más allá de los nuevos niveles y la extensión del argumento, por lo que Eidos y Core Design tenían una oportunidad de oro, para aprovechando el excelente punto argumental donde estaba situada la serie, y el potencial que le brindaba PlayStation 2, hacer renacer, cual ave fénix, de sus cenizas a Lara.

La historia del título comienza con el encuentro de Lara con Werner en el apartamente de este último en París. Su antiguo mentor será asesinado delante de Lara, quien quedará convertida automáticamente en la máxima sospecha de este crimen. De esta forma, y convertida en una fugitiva, Lara deberá viajar a los bajos fondos y enfrentarse a una alianza secreta que trata de revivir a una mítica criatura bíblica.

Escenarios de París, Praga, la fortaleza Strahov, también situada en Praga, que incluye un nivel que jugaremos bajo la perspectiva de otro personaje, son algunas de las ubicaciones que visitaremos.

Con toda la expectación creada, con un nuevo motor gráfico, una historia interesante, este título tenía todas las papeletas para convertirse en un megahit, nada más lejos de lo que realmente ocurrió. El Ángel de la Oscuridad es la entrega de domésticas que peor recepción tuvo, incluso los productores de los largometrajes acusaron al juego de reducir los beneficios de sus películas ante la decepción de los fans de Lara. Pese a los retrasos que sufrió el juego, un ultimátum de Eidos Interactive, basado en cubrir los ingresos por ventas del año fiscal, hizo que Core Design, como reconocieron en una entrevista publicada en agosto de 2006, entregaran el juego sin finalizar, con escenarios eliminados, mundos sin concluir, lo que genera inconsistencias en el guión, numerosos bugs que no pudieron solucionarse por la falta de tiempo para el testeo, etc.

Además los fans criticaron la pobre estructura jugable, los cambios dramáticos en el sistema de control, la ausencia de tumbas que explorar, volviendo a circunscribirse la acción a enormes escenarios urbanos, así como eliminar las pistolas duales de Lara.

Pese a todo, el diseño de personajes, y la complejidad de la historia han dado bastante juego entre las historias de ficción de los fans, único apartado del juego que ha recibido elogios.

El descalabro sufrido con el presente juego provocó que Eidos Interactive reemplazara a Core Design para el desarrollo de la séptima entrega, y se lo entregara a Crystal Dynamics, responsables de la franquicia Soul Reaver, quienes acabarían dando forma a Tomb Raider: Legend, verdadero Tomb Raider de nueva generación.

Poco más podemos decir de este título, la oveja negra de la familia, y una de las mayores decepciones en la historia de los videojuegos, que dejó la franquicia al borde de la desaparición.

Tomb Raider: Legend
Abril de 2006 ha sido la fecha escogida por Eidos Interactive para publicar la esperada séptima entrega de la serie Tomb Raider, por primera vez salida fuera de la factoría de Core Design, reemplazados por Crystal Dynamics, conocidos por el desarrollo de Legacy of Kain: Soul Reaver, Soul Reaver II y Defiance. Pese a que pudiera parecer extraño el que la compañía responsable de la saga desapareciera de un plumazo, el hecho de que el creador de Lara, Toby Gard volviera al proyecto, aunque bajo la figura de asesor, y no director, paliaba este detalle, haciendo que las esperanzas de los fans de la entrega original fueran catapultadas hacia lo que podría ser un regreso a los orígenes, sin dejar de evolucionar una fórmula manida.

Tras el enorme fiasco de El Ángel de la Oscuridad, la salida multiplataforma de este título, que ha aparecido y aparecerá para PlayStation 2, GameCube, Xbox, Xbox 360, PC, Nintendo DS, PlayStation Portable y Game Boy Advance, era la última oportunidad de redención para una saga al borde de la muerte, por ello, cuando llegó el 7 de abril de 2006, los desconfiados fans de Lara acudieron a los comercios rezando para que no se volviera a repetir el despropósito de El Ángel de la Oscuridad.

Tomb Raider: Legend redefine gran parte de la historia de Lara, desde los hechos relativos a sus padres, comenzando por el accidente aéreo sufrido para Lara y su madre en la zona de los Himalaya, cuando la pequeña Lady Croft contaba con tan sólo nueve años. Tras explorar la zona del siniestro, Lara y su madre, las únicas supervivientes, llegaron a unas ruinas donde encontraron una misteriosa espada. Al ser desenfundada por Lara, se activó un extraño artefacto que acabó con la vida de su madre, quien se desvaneció delante de los ojos de la pequeña.

Años después, Lara viaja a Bolivia, buscando una estatuas de piedra similares a las que albergaban la misteriosa espada, cuando James Rutland y sus mercenarios aparecen, para contrariar sus planes. Lara cree ver entre los acompañantes de Rutland a Amanda Evert, una vieja amiga que murió ahogada en una excavación en Paraíso, hace ya unos años.

Tendremos oportunidad de revivir estos trágicos hechos de primera mano, al recordar junto a Anaya Imanu lo ocurrido. Cuando por los avatares del destino tengamos que asegurarnos si efectivamente Amanda pereció allí, descubriremos que tan sólo queda una de sus zapatillas donde se supone que pereció ahogada al quedarse atorada. Esta expedición además le permitirá descubrir la tumba de la reina de los Tiwanaku, en Bolivia, que está intrínsecamente relacionada con la del Nepal donde pereció su madre.

Este descubrimiento, y el hecho de que las espadas sean tan similares, le lleva a Japón, donde deberá lidiar con el jefe Yakuza: Shogo Takamoto. Ghana, Kazakhstan, Cornwall, y el regreso a los Himalaya y a Bolivia, servirán para desentrañar los misterios relativos a Amanda y la muerte de la madre de Lara, en un desarrollo argumental trepidante.

Esta nueva entrega supone una depuración de la mecánica de juego, volviendo hasta cierto punto a las bases del original, aunque con un sistema de movimiento, inventario, armas, objetos, más moderno, un diseño de niveles que huye de las estructuras cúbicas, y con toneladas de tumbas y puzzles a superar, aunque sigan presentes las denostadas secuencias de tiroteo contra humanos.

La presencia de secuencias Quick Time Event, heredadas de Shenmue, la gran cantidad de secretos, y la fidelidad a la filosofía original, pese a que la sensación de soledad se rompa con la conversaciones por radio, han provocado un enorme éxito del título, con un ritmo de ventas a nivel mundial que lo convierten en la entrega que más rápido ha vendido, y ayudando a la serie a sobrepasar los 30 millones globales.

Existen una serie de detalles para los más frikis de Tomb Raider, como el hecho de que aparezca en el escenario de Bolivia Redux el logo de las industrias Natla, nuestra acérrima enemiga de original, elementos de Soul Reaver, como los glifos de uno de los trajes extra, la recreación del hall de la mansión Croft, que imita a la perfección el del primer largometraje.

Uno de los aspectos más destacados de esta entrega reside en la excepcional banda sonora, especialmente el tema principal, inspirado en la canción gaélica: Ailein Duinn.

Existen además algunos temas controvertidos respecto a este título, como el hecho de que haya materiales, escenarios y elementos mostrados en tráilers iniciales, que finalmente no han visto la luz en la versión final. Muchos apuntan a que la presencia de Toby Gard, hubiera podido modificar algunos de los elementos previstos por Crystal Dynamics, especialmente a nivel argumental.

Algunos de los elementos que se han echado en falta, son las pirámides del escenario de la selva centroamericana, probablemente de una civilización precolombina, puzzles con enormes estatuas dentro de una enorme estancia, la imagen de Lara en las torres Petronas de Kuala Lumpur, el interior de un castillo, etc. Además, finalmente no se han incluido armas como el lanzacohetes o el revólver, la inclusión de temas de Prodigy en la versión final de la banda sonora, una promesa incumplida de Crystal Dynamics, la posibilidad de disparar agachados, que finalmente no se ha implementado.

El sistema de control, las habilidades de Lara, la inclusión de más puzzles que acción, de hecho se ha criticado la ausencia de enemigos y la repetición de los mismos, la gran cantidad de tumbas, reflejan los deseos de Eidos de satisfacer las demandas de los fans. Un aspecto bastante importante dentro del motor jugable del título reside en la importancia de la física en los puzzles.

Entregas exclusivas portátiles
Tras repasar las entregas domésticas de la franquicia, le toca el turno a las aparecidas en portátiles y móviles, que hasta la salida de Tomb Raider para N-Gage, y sobretodo, Tomb Raider: Legend para PlayStation Portable y Nintendo DS, especialmente la primera de las dos, debían tratar de recrear en las encorsetadas 2D, la magia de un título que destacó por su irrupción en las entonces incipientes tres dimensiones, junto a Super Mario 64, en un año de grandes cambios.

Tomb Raider: Curse of the Sword (GBC)
Desarrollado por Activision para Game Boy Color, y aparecido en 2001, se trataba de la segunda salida para la consola de Lara Croft, la primera de la mano de THQ, y tratando de igualar la magia del original en GBC, tuvo una acogida bastante buena, para lo que se podía esperar de la conversión. La llegada de este título, aprovechando el tirón del largometraje, demuestra como un desarrollo mimado, puede generar resultados interesantes, aunque siempre existirá el debate acerca de si retienen la magia de las entregas 3D.

En uno de los escasísimos momentos de asueto de nuestra protagonista, el robo de una espada de un museo local, se convierte en una frenética aventura, cuando Lara descubre un malvado ritual en donde se emplea la espada robada, y que ha sido realizado por un antiguo culto.

Con una jugabilidad y desarrollo más cercanos a Prince of Persia, que a los originales, el título se convierte en una aventura de una muy buena duración, desafiante, y con una buena variedad de localizaciones. Pese a reutilizar aparentemente el motor del primer Tomb Raider portátil, el resultado final en Curse of the Sword consigue hacer honor, dentro de las limitaciones tecnológicas, a un personaje tan carismático como Lara.

Tomb Raider: The Prophecy (GBA)
Diciembre de 2002 sería la fecha escogida por Ubisoft para publicar el estreno de Lara en la portátil 32 bits de Nintendo. De nuevo un desarrollo independiente respecto a las entregas domésticas, pese a que los encargados no hayan sido Core Design, si no el estudio milanés de Ubisoft, se ha tratado, aprovechando la mayor potencia de la consola, de eliminar las referencias a Prince of Persia o Flashback, creando un nuevo motor 2D que emule de mejor forma la jugabilidad original.

Con una perspectiva elevada, Lara puede moverse con mayor libertad por los escenarios, pudiendo realizar acciones clásicas como saltar, agarrarnos a salientes, trepar, y con gran cantidad de puzzles a superar, y enemigos a derrotar con nuestra pareja de pistolas.

Los sprites renderizados, con una más que decente cantidad de animaciones, tratan de emular la suavidad del original. El cuidado gráfico se puede percibir en una técnica de sombreado en tiempo real a través de transparencias, sencilla, pero efectiva.

Pese a que los fans de Lara no suelan fijarse en este tipo de entregas, y pese a que el catálogo de Game Boy Advance posea como principales estrellas a los títulos de la propia Nintendo, este juego consigue de nuevo, y salvando las distancias, hacer honor a los originales, con un título que posee un más que notable grado de calidad, y que no se apoya tan sólo en el carisma de su protagonista.

Entrando ya en el terreno de los móviles, y con un desarrollo y fidelidad más que discutibles respecto al original, tenemos cuatro títulos: Tomb Raider: The Osiris Codex, Tomb Raider 2: Quest for Cinnabar, Tomb Raider 3: Elixir of Life y la conversión de Tomb Raider: Legend, que en ningún caso supone ninguna aportación de interés a la serie, pero que consigue expandir aún más el universo Tomb Raider, y los usuarios y plataformas donde podemos disfrutar con sus aventuras, en este caso realmente de bolsillo.

Largometrajes
El desmesurado éxito de la franquicia Tomb Raider, la popularidad incluso fuera del mundillo de los videojuegos de Lara Croft, convertida en sex symbol e incluso icono social, así como la tendencia a adaptar videojuegos al mundo de cine, aunque no con demasiado éxito, provocó que Eidos decidiera crear una película de acción real de Lara Croft. La elección del papel protagonista fue un punto controvertido, y la escogida finalmente fue Angelina Jolie, quien inicialmente se pensaba que no representaba las peculiares características de la heroína. Existieron fuertes rumores de que habría que destinar parte del presupuesto para efectos para aumentar digitalmente el busto de Jolie, aunque finalmente, se utilizó un sujetador especial, que sería desechado en La Cuna de la Vida.

Para este papel se barajaron a actrices como Demi Moore, Elizabeth Hurley, Anna Nicole Smith, así como a modelos como Lindsey Dawn McKenzie. Para el papel de villanos sonaron los nombres de Kevin Spacey y Sharon Stone.

El papel de Richard Croft fue otorgado a Jon Voight, padre en la vida real de Angelina Jolie, creando un vínculo bastante especial, y otorgando un toque de distinción al largometraje. Este film de la Paramount, fue dirigido por Simon West, y contó con la colaboración para las partituras de Graeme Revell, quien ya había realizado anteriormente excelentes trabajos en adaptaciones al cine como El Cuervo, del malogrado Brandon Lee. Como curiosidad, mencionar que el papel de Alex West, está interpretado por el polémico nuevo James Bond: Daniel Craig, al que también habéis podido ver en Munich, y que interpretará al agente secreto más famoso de su majestad en Casino Royale.

Con un presupuesto de 94 millones de dólares, y un acabado de superproducción, este título incide, y redefine la relación de Lara con su padre. Los Illuminati, la conjunción de las estrellas y planetas, que ocurre cada 5.000 años, y un misterioso triángulo de la luz con un enorme potencial que permite controlar el tiempo, son los principales pilares de un interesantísimo argumento que no tiene nada que envidiar al de los videojuegos.

El éxito de esta película no generó demasiados ingresos para Eidos, ya que un error en los acuerdos firmados, le excluía de los royalties de la película.

Como curiosidad, mencionar que la ceremonia budista que se celebra en Camboya, fue un hecho real y no estaba inicialmente previsto, aunque es conocida la inclinación religiosa de Angelina Jolie.

Pese a que la saga de videojuegos estaba atravesando unos momentos complicados, tras Chronicles, el éxito de la primera película realizada por la Paramount, con una notable acogida fuera de los que podríamos denominar “frikis”, provocó que se programaran dos películas adicionales.

En 2003 llegaría Tomb Raider: La Cuna de la Vida, de nuevo con Angelina Jolie en el papel de Lara Croft, con Jan De Bont de director, famoso por Speed de Keanu Reeves y Sandra Bullock, con música de Alan Silvestri, que ha intervenido en las películas de The Mummy, y con un aumento del presupuesto que se elevó en esta ocasión hasta los 118 millones de dólares. No sabemos si por el desencanto de los fans a través de la penosa sexta entrega del videojuego, por saturación del género en los cines, este título no obtuvo la acogida esperada, recaudando en Estados Unidos tan sólo 65 millones de dólares, lo que provocó la cancelación de otros films de temática similar, como el spin-off de Muere otro Día: Jinx, que iba a estar protagonizado por Halle Berry.

Otros de los argumentos para el fracaso de la película residen en las críticas que la calificaban de plagio de En Busca del Arca Perdida, concretamente de los primeros veinte minutos.

El argumento de esta secuela nos hace buscar la Caja de Pandora, con el agravante de que el doctor Jonathan Reiss también busca su posesión para extender la peor de las plagas. Para encontrar este mítico objeto que reside en la Cuna de la Vida, en África, Lara deberá buscar un mapa, llamado el orbe de Alejandro, oculto en un antiguo templo de las islas Griegas. Lara contará con la ayuda de Terry Sheridan, un mercenario encarcelado en Kazakhstan, con el que nuestra heroína había mantenido un romance.

El fracaso de este largometraje, unido a la negativa insistente de Angelina Jolie de repetir papel, parecieron limitar la llegada de una tercera entrega. Pese a todo, en abril de 2006, se dieron ciertas informaciones acerca de que Jolie había aceptado volver a encarnar a Lara Croft, y existe la posibilidad de que llegue un tercer largometraje, retrasado por el embarazo de la actriz, lo que provocaría que hasta que no volviera a su figura ideal, la actriz no deseara embarcarse en el proyecto.

Las informaciones acerca de esta tercera película son nulas, aunque se rumorea que parte de la acción se rodará en Argentina. La llegada del décimo aniversario de la franquicia, y la positiva acogida de Legend, sin duda son argumentos que avalarían su salida.

Conclusiones Finales
Antes de entrar de lleno en el apartado de conclusiones y repercusiones, queremos mencionar brevemente la figura de Toby Gard, creador de Lara Croft, aunque sólo trabajara con Core Design, responsables de las seis primeras entregas, en el título original. Tras el desarrollo de Tomb Raider, Toby Gard abandonó la compañía y se embarcó en el proyecto Galleon para Xbox, creando Confounding Factor.

Una vez finalizado Galleon, fue contratado como asesor por Eidos para participar en la creación de Tomb Raider: Legend, juego que se proponía redimir a la franquicia tras el estrepitoso fracaso de El Ángel de la Oscuridad, y en menor medida, Chronicles.

Además de por su trabajo en Galleon y Tomb Raider, Toby Gard participó en BC Racers. Actualmente se encuentra trabajando en diversos proyectos para Eidos.

Valorar la importancia de Tomb Raider, y especialmente Lara Croft no es sencillo. El título original fue lanzado en el momento oportuno, aunque indudablemente poseyera una enorme calidad, el advenimiento de las tres dimensiones, la libertad de movimientos, exploración, capacidad para trasladar de forma mucho más cinematográfica, planteamientos que no habían llegado a cuajar en el mundillo de los videojuegos, pese a que se intentaran desde la etapa Spectrum, con juegos como Sir Fred, y especialmente, aprovechar la cada vez mayor presencia de la mujer en todos los aspectos, desde como figuras del mundo de la música, proliferando cada vez más en su papel de heroínas en el cine, protagonizando series, largometrajes, aspecto en el que Lara se convirtió prácticamente en pionera.

El enorme atractivo físico otorgado a Lara, aunque por suerte se estilizó su busto para huir de irreales y exageradas proporciones, sin duda también tuvo parte del éxito del personaje, que se convirtió por ambos motivos en icono social y sex symbol. Tal fue la repercusión de Lara, que llegó a protagonizar giras de grupos tan populares como U2, videoclips de bandas como Die Ärtze (Men are Pigs), anuncios de coches, Seat, marcas como Lucozade, que se modificó temporalmente a Larazade, Visa, etc.

El desarrollo del juego original, la sensación de poder explorar libremente un entorno 3D, la recreación de un mundo tan apasionante como la arqueología de ficción, con civilizaciones antiguas, las libertades argumentales y presencia de artefactos de gran poder, pese a las inevitables referencias a Indiana Jones, con el que comparte demasiados elementos, de hecho el protagonista original iba a ser un hombre, sin duda también jugaron un papel determinante del éxito de la primera entrega.

Con la llegada de las secuelas, la saga fue perdiendo frescura y personalidad, al trasladarse paulatinamente a entornos menos mágicos, adoptar elementos jugables de otros géneros, como la infiltración, aumentar el nivel de violencia contra humanos, y perder el componente de puzzles y tumbas. La reutilización del motor gráfico que presentaba estructuras cúbicas en ángulos de 90º, y la excesiva profusión de versiones, pese a las novedades que hemos ido relatando, mermaron el potencial del personaje, algo que alcanzó su efecto más negativo con el dueto de película y videojuego: La Cuna de la Vida y El Ángel de la Oscuridad. Eidos se vio obligada a designar un nuevo equipo de desarrollo: Crystal Dynamics, para el segundo integrante de la trilogía Tomb Raider Next-Gen, y por suerte los resultados fueron brillantes, aunque siga existiendo la sensación de que no ofrece realmente nada excesivamente revolucionario, un hálito que se perdió inevitablemente con el original.

El futuro del personaje está garantizado, Legend tendrá una secuela, independientemente del remake del original que aparecerá para PlayStation 2, PlayStation Portable y PC, y además, la tendencia negativa respecto a la aparición final del tercer largometraje ha cambiado de curso, por lo que por suerte tendremos Lara para rato. Habrá que comprobar como se adapta Lara a plataformas más originales, como la conversión a DS de Legend, o una hipotética versión para Wii, que podrían ofrecer novedades jugables intrínsecamente relacionadas al innovador control.

Hasta entonces, no nos queda más que volver a clamar: “Larga vida a la reina de los videojuegos”.